Casa GG

Esta vivienda unifamiliar se ha construido utilizando módulos prefabricados de madera. El proyecto ha tenido que cumplir dos requisitos básicos: permitir el transporte de los módulos prefabricados y tener una demanda energética similar al límite que requiere el estándar Passivhaus. El resultado final ha sido una vivienda formada por seis módulos interconectados que se adaptan al solar y se fusionan con su entorno natural.

La utilización de 6 módulos prefabricados para construir la vivienda responde a la necesidad de reducir el tiempo de ejecución de obra y también para respetar los árboles existentes. La casa se ​​adapta al solar y respeta los cuatro árboles existentes, tres robles y un pino.

Todos los módulos principales se han orientado a sur para aprovechar mejor la radiación solar.

Este solar está en el límite entre el Montseny y Santa Maria de Palautordera. Está situado entre la última calle urbanizado del pueblo y la propia montaña. Por este motivo se deja prácticamente intacto el espacio de parcela no edificado para que se fusione con su entorno inmediato.

Se realiza un estudio climático cuidadoso para poder decidir las estrategias pasivas idóneas con el objetivo de reducir considerablemente la demanda de energía de la vivienda y mejorar el confort.

Estas estrategias son:

  • Captación solar pasiva: mediante todos los cristales orientados a sur con un factor solar F = 0,6 g y U = 1,3.
  • Efecto masa térmica a partir de la solera de hormigón del suelo que almacena la radiación gracias a su inercia.
  • Ventilación natural cruzada: el espacio intersticial permite la ventilación cruzada.
  • Ventilación natural nocturna + masa térmica: el Baix Montseny suele haber condiciones similares a las de confort durante las noches en época calurosa. Esto permite abrir ventanas y, como se garantiza la ventilación cruzada, las condiciones interiores también se asimilan a las de confort sin tener que utilizar sistemas activos.
  • Envolvente de gran resistencia térmica:
    • Fachada: U = 0,247 W / m 2K
    • Cubierta: U = 0,178 W / m 2K
    • Ventanas: U = 1,3 W/m2K

En este proyecto predomina la utilización de la madera de abeto. Ha servido tanto para hacer la estructura como para los acabados interiores y exteriores. La fachada ventilada es de lamas de abeto. Las ventanas también son de madera laminada de abeto. El aislante térmico es de fibras de celulosa.

La utilización de la madera como material predominante ha permitido trabajar casi de forma exclusiva con un único industrial especializado, facilitando así la optimización de los detalles constructivos y de los costes. La utilización de la madera ha facilitado la integración de la construcción con el entorno natural del Montseny, caracterizado por su rica vegetación.

La baja conductividad térmica de la envolvente y las estrategias de ventilación y control solar permiten reducir considerablemente el consumo de energía.

  • Consumo total de energía: 4688,22 kWh
  • Demanda de calefacción: 1556,92 kWh
  • Demanda de refrigeración: 0 kWh.

La vivienda dispone de grifos de bajo consumo y un depósito subterráneo de 5000 litros para la recogida de aguas pluviales. Esta agua se aprovecha para regar el jardín y para las cisternas de los inodoros.

Esta casa ha obtenido la calificación energética A.

Arquitectos

Josep Ma. Alventosa, Marc Alventosa y Xavier Morell

Aparejadora

Eli Camats

Emplazamiento

Santa Maria de Palautordera, Barcelona. España.

Año de construcción

2013

Uso del edificio

Residencial

Tipus de promoción

Privada