EVA - SALA BLANCA

Rehabilitación aplicando criterios de bioconstrucción y de biohabitabilidad de un espacio diáfano de unos 78 m2 ubicado en el casco antiguo de Barcelona. La sala forma parte de las instalaciones de la cooperativa de abogados Colectivo Ronda que como promotores, han querido destinar un espacio para recibir a las personas afectadas de enfermedades ambientales -como la sensibilidad química múltiple o la electrosensibilidad-.

El diseño de la propuesta de rehabilitación se ha basado en conseguir las características ambientales más parecidas a una "sala blanca", un espacio con una calidad ambiental más biótica y más apto para las personas sensibles, evitando introducir agentes ambientales de riesgo para la salud -físicos, químicos y biológicos-, y eliminando o apantallando los existentes.

Bajo estas premisas nace EVA, un Espacio con Valor Ambiental, un Espacio de Visita de Abogados, un Espacio de Vivencias de Asociaciones, un punto de encuentro en un entorno saludable para ser atendido por los profesionales jurídicos y para compartir experiencias con otros afectados.

La sala está ubicada en una primera planta de una finca regia del Barri de Sant Pere de Barcelona. Ha sido una premisa el hecho de adaptarse a las directrices de conservar la personalidad de la fachada, según las indicaciones de Patrimonio.

La morfología del espacio y su relación con el entorno no permiten el aprovechamiento solar pasivo. El diseño se ha concentrado en el reto de la integración de los sistemas de renovación del aire y la elección de materiales aptos para personas afectadas por enfermedades ambientales.

El objetivo de la reforma es dotar a las oficinas del Colectivo Ronda de un espacio donde los niveles ambientales de COV y de Indicadores de contaminación electromagnética no sean significativos para la salud, según las normas de la Baubiologie.

El espacio en sí no reúne de entrada características preferentes para usuarios afectados por enfermedades ambientales tanto por su localización en el casco urbano así como por la escasa posibilidad de ventilación natural, pero ofrece la posibilidad de acceso casi directo desde la calle Sant Pere reduciendo el recorrido por espacios no adaptados a las exigencias de este colectivo de clientes afectados por SQM.

El proyecto ha sido incluido en el catálogo "Futuro en Construcción" editado por MATER -FAD y la Generalidad de Cataluña.

La actuación ha sido a nivel de la envolvente interior, no actuando en la piel del edificio , con un espacio muy estrecho que ofrece una percepción de tubo, sin la posibilidad de trabajar según criterios de iluminación natural y ventilación cruzada al sólo disponer de una ventana de apertura en la calle.

Una diagnosis previa del estado de la sala -medidas ambientales de las radiaciones naturales y artificiales- radiactividad, campos eléctricos, electromagnéticos, ... - y una termografía han sido la base para definir los criterios de actuación.

El diseño arquitectónico ha valorado la preservación de la estructura original, como el techo con bovedillas, la ventana con arcos o de la distribución de los bajantes del lavabo, y ha sido con el trabajo cuidadoso de las formas como se ha resuelto al aportar unas formas más armoniosas y un equilibrio en el espacio, realizando un banco bajo el cual se esconden el circuito de renovación del aire de la sala- evitando un cajón en el techo- , así como el paso de las instalaciones instalaciones eléctricas.

Los criterios de selección de los materiales han sido los siguientes:

  • eliminación de productos con Componente Orgánicos Volátiles (COV)
  • baja toxicidad

La necesidad de trabajar con mínimas o cero emisiones de COV y la colocación de la capa de aislamiento en el interior con posibles condensaciones intersticiales ha reducido de forma drástica las alternativas de materiales eco-compatibles.

Entre las secciones de envolvente disponible se han evaluado los impactos con la herramienta Baubook.

Cada material empleado ha pasado por un test empírico realizado con usuarios del espacio y afectados por enfermedades ambientales.

Con estas limitaciones especiales igualmente los productos empleados nos han permitido bajar de forma significativa el impacto de los materiales utilizados tradicionalmente por el mismo uso y en particular:

  • aislamiento con placas de vidrio celular
  • paneles de revestimiento en arcilla
  • mortero de acabado de cal sin aditivos
  • pintura al silicato

Se ha evaluado el estado existente de la dispersión térmica en la envolvente del local mediante revisión de las superficies (forjados y medianeras) con una cámara termográfica.

Una vez constatada la escasa dispersión térmica existente en los forjados y una muy elevada dispersión térmica en medianeras laterales y fachada, se ha realizado una valoración de alternativas posibles para aislamiento interior compatibles con la situación de uso y colocación y aptos para afectados por SQM. Por la comparación de datos ambientales se ha utilizado la herramienta Baubook.

Los materiales empleados destacan por tener un buen comportamiento de regulación térmica, con un buen aislamiento con vidrio celular y el uso de la arcilla.

Se ha apostado por disponer de puntos de calefacción radiante eléctrica integrada en algunas de las placas de arcilla, siempre controlando las distancias de seguridad de los transformadores respecto a los espacios de uso a fin de minimizar y evitar la contaminación eléctrica y electromagnética hacia las personas.

La demanda estimada de consumo de agua prevista para uso ocasional de baño y fregadero es de 80l semanales.

La limpieza del local se realiza con maquinas de vapor con ausencia total de detergentes.

Se ha instalado un inodoro de doble descarga y grifo con sistema de reducción de caudal.

Nos parece interesante constatar que se han mantenido los beneficios ambientales de los revestimientos con arcilla reduciendo de forma significativa el consumo de agua que normalmente va asociado con este material gracias a la introducción en España de este nuevo producto de paneles de arcilla de 22mm de grosor que permiten el montaje en seco.

Se ha realizado un diagnóstico de la construcción antes de emprender ninguna actuación, realizando un estudio de biohabitabilidad que incluye las medidas y la valoración de los parámetros e indicadores relativos a agentes ambientales de riesgo para la salud -radiaciones naturales y artificiales-, así como una termografía. Los resultados han sido la base para aportar y diseñar opciones de rehabilitación saludables.

Se ha realizado un seguimiento de todos los procesos constructivos de la obra con la medición y análisis de los parámetros e indicadores recomendados por los estándares de la Norma SBN 2008 promulgada por el Instituto Alemán IBN-Institut für Baubiologie + Ökologie Neubeuern-.

Arquitectas

Valentina Maini y Elisabet Silvestre

Emplazamiento

c/Sant Pere més Alt 59, baixos 08003 Barcelona

Año de construcción

2012

Uso del edificio

Despacho

Tipo de promoción

Privada